Como lucir piernas esbeltas el día de tu matrimonio.

Seguro que el día de la alianza quieres verte perfecta y, por ello, estás cuidando especialmente tu aspecto físico. Así, has pensado en el cutis, en el cabello –para que el peinado del matrimonio sea espectacular y realce aún más tu belleza natural– y en cuidar el peso para que el vestido de novia te siente perfecto. Sin embargo, si quieres lucir más bella que nunca en tu paso por el altar, también deberás prestar especial atención a tus manos, a tus brazos, a tus pies y a tus piernas. Y aunque a estas últimas no se les suele conceder toda la importancia que merecen, lo cierto es que no debes desatender sus cuidados tanto por estética como por salud. No te pierdas estos consejos, que te vendrán de maravilla a la hora de enseñar los zapatos de novia y tus bonitas piernas. ¡Funcionan!

Controla lo que comes.

Tal vez no hayas pensado nunca que unas piernas bonitas están directamente relacionadas con una buena alimentación. Resulta que muchos alimentos pueden ayudar a que el sistema circulatorio funcione mejor. Algo que resulta especialmente interesante siempre, pero sobre todo si el matrimonio es en verano y has elegido un vestido de novia corto. ¡No querrás correr el riesgo de tener las piernas o los tobillos hinchados! Para evitarlo, no dudes en incorporar estos alimentos a tu dieta.

El tomate, la sandía, la papaya y los frutos rojos contienen un antioxidante llamado licopeno que estimula la circulación sanguínea. Al natural en ensaladas, a la hora del postre o en batidos se convertirán en magníficos aliados para tus piernas.
La alcachofa, la piña, el apio o el pomelo no sólo limpian el organismo, sino que también lo depuran y deshinchan.

 ¡Qué no falten en tu mesa!

El limón, el ajo, el jengibre o la cúrcuma son buenos para la circulación. En cremas, salsa o infusiones podrás disfrutar de todos sus beneficios y de su sabor.
Por otro lado, es importante que evites los alimentos muy salados, ya que de este modo evitarás en buena medida la retención de líquidos y las piernas hinchadas.

Estimula los músculos con ejercicios.

Practicar deporte en general no solo es bueno para la salud y el aspecto físico, sino que además ayudará a tus venas y corregirá las posturas inadecuadas. Estos ejercicios te permitirán mejorar la circulación de las piernas.
Caminar, caminar de puntillas, nadar, correr, ir en bicicleta, subir escaleras. Acostada boca arriba, estira bien las piernas, súbelas y bajalas de forma alterna.
Además de todo esto, el gran día no estará de más que lleves un calzado de relevo. Unos zapatos de novia cómodos aliviará la hinchazón y las piernas cansadas, al tiempo que te permitirán bailar hasta altas horas todas las canciones que desees.

Ten en cuenta algunos consejos posturales.

Si padeces de varices, de piernas hinchadas o sientes que, a menudo, sientes pesadas las piernas; además de cuidar la alimentación, hay algo que puede ayudarte y es muy sencillo: evitar las posturas que dificultan la correcta circulación. En este sentido, y aunque es un hábito bastante común, sentarse con las piernas cruzadas es un gran enemigo para la circulación. Así, para impedir que los tobillos hinchados le hagan sombra a los zapatos de novia que has escogido, lo mejor es que te acostumbres a sentarte de otra manera.

No te olvides de la depilación.

Para lucir unas piernas perfectas, deben estar suaves y sin un solo pelo. Así que no olvides pedir hora en tu centro estético de confianza para depilarte, ya sea con cera o con el método que utilices habitualmente. ¿O prefieres probar el láser? Es prácticamente indoloro y disfrutarás de sus resultados el resto de tu vida. Te dejará una piel tersa y sedosa.

Apuesta por los masajes.

Además de hacer ejercicio y de seguir una dieta sana y equilibrada, también puedes recurrir a masajes profesionales que activen la circulación. Será un momento relajante, en el que podrás olvidarte de todo lo relacionado con la organización del matrimonio.
En casa también puedes masajearte tú misma las piernas para mejorar su circulación. El mejor momento es después de la ducha –mucho mejor si la terminas con agua fría– y lo único que tienes que tener en cuenta es ir siempre de abajo hacia arriba.

Recurre a tratamientos estéticos si lo consideras necesario.

Si tiendes a tener varices o pequeñas venas rotas en las piernas, tal vez te interese eliminarlas en alguna clínica estética profesional, sin necesidad de pasar por el quirófano. Puedes hacerlo con láser o con otro método más reciente que también ha demostrado su eficacia: la escleroterapia con espuma.

Descubre los cosméticos para piernas cansadas.

Existe una gran variedad de cremas y geles que ayudan a mejorar la circulación de las piernas, así que consulta con el farmacéutico cuál puede ser el más apropiado en tu caso. La mayoría son refrescantes o con efecto frío. Los puedes aplicar indistintamente por la mañana antes de salir de casa o por la noche, aunque para ayudar a que trabajen mejor lo ideal es que, tras aplicarlos, mantengas las piernas en alto unos minutos.

En definitiva, podrás lucir unas piernas preciosas el día del “acepto» con solo un poco de planificación y tiempo. Pero si eres constante y regular, seguro no tendrás problema en enseñar las piernas mientras estés bailando sin parar. ¡No habrá quién se resista a tus encantos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimos Post

Table of Contents
Abrir chat
🙋 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
Te asesoramos en lo que necesites 😍